El Hospital de Jerez ha dado de alta hace unos días al primer paciente sometido a un trasplante hematopoyético de células madre de sangre de cordón umbilical de un donante no emparentado. Este tipo de intervención abre una nueva posibilidad de tratamiento a pacientes carentes de hermanos compatibles.

El Hospital de Jerez comenzó en 1989, a realizar trasplantes de células madre. El primero que se practicó fue autólogo y se utilizaron las células madre de la médula ósea del propio paciente. En el año 2000, la Unidad de Hematología del centro fue autorizada a realizar trasplantes alogénicos de donante emparentado compatible, es decir, entre hermanos. Desde entonces se han realizado un total de 70 trasplantes alogénicos que, sumados a los 630 autólogos llevados a cabo desde 1989 suponen más de 700 trasplantes.

Más información

Fuente: La Voz Digital, 30/12/2009