Una niña de dos años y medio, aquejada de parálisis cerebral, recibió un trasplante de células madre de su propio cordón umbilical, en una intervención que resultó exitosa, según reseña la edición de enero del Tucson Citizen.

Durante el año 2008 en la Duke University 33 pacientes recibieron trasplantes de células madre de sus propios cordones umbilicales, que a su vez fueron almacenadas en el Tucson Cord Blood Registry.

El número de trasplantes de células madre propias se ha triplicado durante el año pasado, como consecuencia de los ensayos realizados en el campo de la medicina regenerativa.

Leer el original aquí.

Fuente: Tucson Citizen 09/01/09