La diabetes se caracteriza por un nivel alto de azúcar en la sangre, que puede provocar problemas en muchas partes del cuerpo, especialmente en los riñones. Por este motivo, cerca de un tercio de las personas con diabetes pueden desarrollar insuficiencia renal crónica.

El estudio, liderado por el Dr. Jong Hee Park de la Universidad Ewha Womans de Seúl (Corea), se ha publicado en la revista “Diabetes Research and Clinical Practice” y demuestra el efecto protector de las células madre mesenquimales derivadas de la sangre del cordón umbilical para prevenir el daño renal.

En concreto, en el estudio,  se inyectaron las células madre mesenquimales derivadas de la sangre del cordón umbilical en un conjunto controlado de roedores, y una vez se estableció el injerto de células madre, se les provocó una diabetes para analizar los marcadores presentes en diversos tejidos. Los resultados confirmaron todas las consecuencias de la diabetes en diferentes órganos y también se apreciaron descensos significativos de dos marcadores de daño renal respecto a los roedores que no habían recibido las células madre mesenquimales.

Estos resultados demuestran el efecto protector renal de las células madre mesenquimales derivadas de la sangre del cordón umbilical y sugieren el trasplante de estas células madre como posible tratamiento para mejorar el daño renal en pacientes diabéticos.

Fuente: Diabetes Research and Clinical Practice, Octubre 2012

Más Información